LISSE DESIGN KERATIN THERAPY – FORMOL FREE

¡LLEGÓ LA INNOVACIÓN TOTAL Y ABSOLUTA EN ALISADO! ¿ESTÁS PREPARADA PARA ROMPER CON TU RUTINA DE ALISADO?

Pese a los riesgos, se sigue utilizando el formol para alisar el cabello
Muchas peluquerías y peluqueros a domicilio continúan ofreciendo este sistema, prohibido por las autoridades ya que es cancerígeno, ocasiona problemas respiratorios y pérdida de pelo, entre otros trastornos
Cinco años atrás una noticia empezó a correr de boca en boca en los círculos femeninos: había surgido un nuevo tratamiento para alisar el cabello que prometía lograr un pelo ultra lacio, sin necesidad de planchita y a prueba incluso de esos días en que la humedad es del 100 por ciento.
Sin embargo, el sueño se desvaneció pronto. Las autoridades de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica ( ANMAT ) hicieron públicos los efectos adversos del formol , principal componente de dichos alisados que, entre otras cosas, se comprobó que es cancerígeno, altamente volátil y muy inflamable.
Luego de que se conocieran estos datos, las autoridades y la opinión pública en general censuraron estos alisados, cuya aplicación comenzó a disminuir, al menos en las tradicionales peluquerías.
Hoy por hoy, sin embargo, los efectos adversos del formol parecen haber sido olvidados: los alisados que lo contienen no sólo se realizan en salones, sino que además se promocionan en volantes y páginas de Internet.
Ya nadie recuerda a las mujeres que tuvieron problemas respiratorios por haber inhalado los vapores de este compuesto químico, o incluso a aquellas que perdieron el pelo de a mechones por habérseles aplicado enormes cantidades de producto.
Las leyes argentinas admiten únicamente un 0,2 y un 0,5 por ciento de formol para el uso en productos no destinados a la higiene oral, y hasta un 5 por ciento, sólo en endurecedores de uñas. No obstante, muchas peluquerías y peluqueros a domicilio siguen haciendo este tratamiento en concentraciones que van desde un 5, hasta más de un 50 por ciento. Ese tipo de alisados los hacen en terrazas, o lugares abiertos, poniendo ventiladores, usando máscaras o barbijos, cerca de una ventana o puerta abierta, lo cual es demencial y ya da muestra del daño que pueden hacer a la salud.
Los argumentos que se usan en general los mismos: "Sin formol no te queda bien y no te dura", "no hay peligro, desde hace un tiempo le bajaron la concentración", "ahora a los productos les ponen otras cosas y menos formol", "hacemos un tratamiento restaurador a base de keratina con sólo un 5 por ciento de formol".
En algunos casos incluso hay plena conciencia de la ilegalidad y del daño que produce este producto: "Hacemos ese tipo de alisados, pero los lunes solamente, cuando la peluquería está cerrada, sino vamos a tu casa y nos ponemos cerca de una ventana".
Además de ser potencialmente dañino, es un producto que vale muy barato, por lo tanto la rentabilidad es lo que tienen en cuenta quienes lo usan.
Es un producto nocivo, hay clientas que lo piden, pero es perjudicial para la salud, tanto para el personal que lo realiza como para ellas.
La ANMAT es muy clara a la hora de enumerar los daños que puede causar el formol: cuadros alérgicos, irritación ocular y cutánea, enrojecimiento, lagrimeo, dermatitis, quemaduras, enrojecimiento, descamación del cuero cabelludo, caída de cabello, falta de aire, tos, dolor de cabeza y teniendo en cuenta el tiempo de exposición y la concentración, incluso puede provocar cáncer en nariz, faringe, laringe, tráquea y bronquios.
Dice la ANMAT :"Lo fundamental es que si un producto tiene formol en una concentración superior a un 0,2 por ciento, es decir como conservador, no es apto para uso cosmético en humanos. Cualquier otro uso propuesto para esta sustancia, no está autorizado por esta administración".
Aquellos que potencialmente pueden resultar más perjudicados son los profesionales que aplican el producto. El riesgo para ellos es enorme, yo nunca le haría eso a un trabajador mío, sobre todo si tenés en cuenta que para que el alisado funcione, necesariamente tenés que usar como mínimo un 5 o un 10 por ciento de formol, además el resultado de este tipo de productos no es tan maravilloso como se dice: a largo plazo arruina el cabello.
En lo que a control se refiere, aún queda mucho por hacer, hay mucho desconocimiento sobre los productos disponibles para el pelo. En la Argentina se expandieron estos alisados y lamentablemente desde hace casi dos años no hay control de salud pública. El 80 por ciento de las peluquerías hace estos tratamientos.
Vale aclarar que ANMAT trabaja en base a las denuncias recibidas, por lo que le corresponde a cada municipalidad controlar la aplicación en peluquerías de productos ilegales.
Si te lloran los ojos, o el olor del producto es tan fuerte que sentís como si te quemara la nariz es porque están usando formol.
En ENZO SAGASTI ESTILISTA usamos ALFA PARF LISSE DESIGN Keratin Therapy, un revolucionario tratamiento alisador con queratina, 100%seguro (SIN FORMOL), flexible (para todo tipo de cabellos) y eficaz (lo garantiza una marca internacional italiana con más de 30 años de experiencia), con un resultado perdurable hasta 3 meses, deja el cabello liso, aterciopelado, luminoso y fácil de peinar.

alisado